jueves, 23 de enero de 2014

DULCE DE MEMBRILLO

Siempre tenemos la misma duda: ¿cómo hago un buen dulce de membrillo? ¿El mismo peso de azúcar que de pulpa cocida, menos cantidad, se cuece el membrillo pelado, sin pelar?…. Y sobre todo: ¿qué hago con tanto membrillo que me han regalado?

No os preocupéis Alipendes, que aquí estoy yo para dar solución al problema y de paso os voy a dar un truqui de los buenos, buenos. 

En primer lugar, me regalaron 4,4 kilos de membrillos que eran una delicia. Desprendían un aroma único y además, el peso era perfecto, no más de 250 g de peso cada uno. 



¿Cómo hice dulce de membrillo?

1. En primer lugar pelé los membrillos, los descorazoné, los corté en dados medianos y ¿sabéis cuánto pesaron en limpio? 3 kilos exactos, es decir, tiré a la basura casi un kilo y medio de desperdicio.
Pesé, por cada kilo de carne de membrillo limpia, 750 gramos de azúcar, es decir, en este caso 2 kilos y 1/4 de azúcar y se lo eché a los dados de membrillo.


2. Revolví bien para que el azúcar se impregnara bien con los dados de membrillo y dejé macerar una noche entera, o 12 horas en su defecto. 
carne de membrillo con azúcar.
Observar la cantidad de agua que
suelta el membrillo tras la
maceración, casi cubre al ras.

Carne de membrillo tras la
maceración.
3. Aquí viene el truco principal: pon a cocer la carne de membrillo con el agua de maceración, con el azúcar y no añadas más, se tiene que cocer en su propio jugo. 
Membrillo tras romper a hervir. 
Membrillo tras media hora de cocción.

Membrillo tras 50 minutos de cocción.
El membrillo está tierno.

Membrillo tras una hora y cuarto de cocción.
Transcurridos 50 minutos, el membrillo está tierno y listo para triturar. Este es el tiempo total si queremos obtener un membrillo muy cremoso. En caso de querer un membrillo más compacto, el tiempo de cocción debe ser de una hora y cuarto. 

4. Triturar entonces con una túrmix y pasar con paciencia por un colador fino. 

Triturar con una túrmix.

5. Por último, pasar la crema resultante a un molde forrado con papel de horno Lanta y dejar reposar unas horas. 

Forrar con papel de horno Lanta.

Echar la crema resultante.

Extender bien y cerrar con el papel.
Transcurridas unas horas, desmoldar.
Y retirar el papel Lanta.

5. Por último cortar y utilizar: observar el corte. 


6. Corta lonchas finas, echa crema de queso Alipende y enrolla, verás qué postre tan rico. O tritura un poco y pon la crema sobre una carrillera confitada. Echa un poco de salsa de vino tinto reducido (por litro de vino tinto, 100 g de azúcar y reduce hasta que esté muy carameloso) y verás qué contraste tan bueno. 

Alipendes, sois más dulces que el membrillo, gracias por estar ahí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada