jueves, 23 de mayo de 2013

Anchoas del Cantábrico en vinagre







LOS TRUQUICONSEJOS DE……










    Alipendes, vamos a hacer unas deliciosas Anchoas del Cantábrico en vinagre. Bocarte, anchoa, boquerón, todo es lo mismo, pero la Anchoa del Cantábrico es la denominación exclusiva del boquerón fresco que viene directamente desde la lonja del Cantábrico a AHORRAMÁS.



Ahí va el paso a paso de la receta, con fotos para que podáis conseguir este delicioso manjar y comer los boquerones con la misma calidad de antaño y sin ningún riesgo de anisakis.


1. Comprar 1 kilo de Anchoas frescas del Cantábrico que ahora estamos en temporada y en ahorramás son insuperables y muy, muy baratas. Fijaros luego que pintaza tienen las que compré allí el sábado.


2. Limpiarlas fehacientemente, extrayendo la cabeza, la espina, las tripas y lavando bien los filetes.


3. Introducir los lomitos de boquerón en agua con hielo (al estar muy fría el agua se desangran antes) y cambiar el agua, aclarar y volver a introducirlos en agua con hielo cada hora (así, hasta que el agua salga totalmente limpia).

4. Preparar la solución de vinagre en esta proporción: 750 g de vinagre blanco, 375 g de agua, 80 g de sal. Remover bien la mezcla e introducir un filete de boquerón.


OJO!!!! si se hunde tiene exceso de vinagre y si flota, tiene exceso de sal. Tiene que flotar en el medio y si no lo hace, hay que corregir el vinagre y el agua o la sal.

5. Dejarlos macerar en la nevera (en la zona más fría) 12 horas y aquí viene nuestro TRUQUICONSEJO: 
Introducir el molde donde tenemos los boquerones con la solución de vinagre, agua y sal en el congelador y congelar durante 24-48 horas. Transcurrido el tiempo, descongelar en la nevera. 

6. Al día siguiente, tirar el líquido de maceración, colocar los boquerones en una bandeja de presentación y aliñar con ajo picado fino, fino, fino, con perejil picado fino, fino, fino y dar ese toque nuestro, cubriendo el boquerón con aceite de oliva Virgen Extra. Si es Alipende el aceite, pues sabrán todavía mejor. 

           Venga, hacedlos, a ver si os quedan como en la foto y me contáis, veréis cómo quedan igual que cuando éramos pequeños, igual de tersos, de sabrosos, de ricos. HASTA LA PRÓXIMA ALIPENDES.


1. ANCHOA FRESCA DEL CANTÁBRICO,
COMPRADAS EL SÁBADO EN AHORRAMÁS,
QUÉ MARAVILLA.




2. Descabezar y extraer las tripas



3. Retirar la espina central.


4. Lavar a chorro de agua fría.

5. Introducirlos en agua y hielo
para desangrarlos. Cambiar el
agua cada media hora
(así hasta que salga clara).
6. Escurrir del agua y preparar la
marinada.

7. Pesar 375 g de agua.


8. Pesar 80 g de sal.


9. Añadir la sal al agua.


10. Echar 750 g de vinagre (yo elegí
vinagre de vino alipende). 


11. Revolver con una varilla para
disolver la sal y añadir los
boquerones.



12. Fijaros cómo me quedaron 
los boquerones tras 12 horas
de marinado. Tersos, blancos
y riquísimos.
13. TRUQUICONSEJO: CONGELAR
LOS BOQUERONES, CON LA
SOLUCIÓN DE VINAGRE,
AGUA Y SAL Y DESCONGELAR
CUANDO TRANSCURRAN
24-48 HORAS.
14. Por último escurrir y aderezar con ajo y perejil muy 
picaditos y como no, con aceite de oliva Virgen Extra
ALIPENDE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada